Es tiempo de calabacín

Animado por los comentarios de amigos como Francisco Fariñas, vuelvo en Opípare a las comidas sencillas. Me refiero a que la cocina no necesita más lujo que un buen producto, no necesariamente caro y un poco de imaginación, además de buenos recetarios.

Estamos en plena temporada de productos de la huerta como los calabacines, una hortaliza muy versátil con la que podemos elaborar riquísimas sopas, gratinados sabrosos tras cocer, a mi me gusta al vapor, el calabacín cortado en rodajas, colocarlo a continuación en una fuente de horno y cubrirlo con una ligera bechamel. Terminaremos la operación con un queso rallado, un Emental , que servirá para gratinar en el horno este suculento gratinado.

Pero con calabacín también podemos preparar un rissotto verde, que a mi me fascina.

La idea es preparar en una paellera un sofrito en buen aceite oliva virgen y mantequilla, mitad y mitad, en este sofrito serán protagonistas  cebolla, pimiento verde y por supuesto abundante calabacín cortado en dados, con fuego muy suave para que al final quede en su punto de cocción.

Por supuesto no se olvide salpimentar y añadir un toque de finas hierbas.

El segundo paso es añadir un poco de Jerez o vino blanco, eso al gusto y una vez reducido añadir el arroz, a mi me encanta el arroz de Pals (Gerona), aunque si dispongo de un “Carnaroli”, no le hago ascos.

Una vez nacarado el arroz, un par de minutos, añadan un caldo vegetal que lo cubra subiendo la temperatura. Como el tiempo máximo de cocción del rissotto, serán 15-16 minutos, transcurridos 10 minutos incorpore unos dados de mantequilla y seguidamente un par de minutos antes de finalizar la cocción lo cubriremos con Parmigiano Regiano rallado.

Si faltase caldo durante el proceso de ebullición no dude en incorporar más caldo y remover de vez en cuando, antes de la incorporación del queso.

Este plato me lo descubrió Lluìs Cruañas hace muchos años y hoy como ayer sigo disfrutando y haciendo disfrutar a los comensales que me acompañan en su disfrute.

Un plato barato, exquisito, que les hará felices. Por cierto pruebenlo antes de servirlo, porque un detalle importante es que la cocción sea al dente.

Para acompañar este arroz verde les aconsejo un cava o un vino blanco, un garnacha blanca del Montsant.

MF

About these ads
Esta entrada fue publicada en El producto. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s