Tapas con personalidad.

_MG_3889Tomate con burrata de bufala Mollejas ternera con ceps Calamar a la catalanaSoy un enamorado de la cocina en miniatura, es decir la tapa gastronómica. Esa tapa que está entroncada con la alta cocina.

Hoy más que nunca los chefs apuestan por ofrecer a su clientela la posibilidad de disfrutar de grandes platos en pequeñas porciones.

Recientemente he descubierto la cocina de Daniel Rueda y es curioso que mi descubrimiento se produce cuatro años después de la inauguración de su establecimiento Tapeo, en la calle Montcada de Barcelona.

Digo que es curioso porque frecuentando como yo lo hago la calle donde se ubica el Museo Picasso no haya reparado en este bar-restaurante del barrio del Born.

Pero es que la oferta es tan inmensa que esto puede ocurrir, máxime teniendo en cuenta que hablamos de la zona más turistíca de Barcelona.

Pero entremos ya en Tapeo, un establecimiento pensado para comer en la barra, o en mesas de apoyo altas; aunque en el interior dispone de un comedor con mesas bajas para sentarse.

Daniel Rueda es un cocinero de formación clásica, no hay que olvidar que sus primeros pasos los dió en el restaurante La Dama, bajo la batuta de Josep Bullich.

Posteriormente formó parte del equipo de Carles Abellán, en Começ 24 y fue jefe de cocina en Tapas 24.

Daniel y su mujer Natalia Ferrán, que dirige la sala, han formado un tándem perfecto para ofrecer a su clientela tapas elaboradas al momento. Tapas conraíces catalanas y siempre con productos de mercado, en las que conviven los sabores tradicionales y la cocina creativa.

Del huerto tomate con burrata de búfala, o una ensalada de brotes con parmigiano y fruta y sobre todo unos puerros con presentación impecable confitados a la plancha con olivada o chips  de alcachofa.

Pero en Tapeo podemos disfrutar de unas papas aliñadas con salmón y Wasabi y unas mollejas de ternera con ceps y en temporada higos.

Los amantes de las carnes podrán degustar una hamburguesa con foie gras y mahonesa de ceps, o un rabo de toro con judías de Santa Pau.

Si les gustan los huevos, la oferta es golosa: trufados con foie y setas o estrellados con butifarra. Pero hay más, caballa fresca marinada, calamares a la catalana y de postre una torrija de pan con leche o cremoso de chocolate con pan, aceite y sal.

Tapeo nos demuestra que las tapas no son sota, caballo y rey. Las tapas, en estos tiempos en los que necesitamos restaurantes que nos sorprendan juegan un pápel muy importante cuando los profesionales que las ejecutan son fieles a unos canónes, que solo se obtienen con trabajo y pasión por el oficio.

En Tapeo, el oficio y la pasión están garantizados y por eso es un establecimiento que Opípare recomienda.

Tapeo

C/ Montcada, 29

Barcelona

http://www.tapeobor.cat

MF

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Hoteles y Restaurantes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s