Plata Bistro y Gula, platillos y tapas opíparas

El fenómeno de las tapas es imparable. Pero no se trata solo de tapear en la barra de los bares, ese arte de comer tan español.

Hoy cocineros y emprendedores abren establecimientos para que degustemos alta cocina tradicional y creativa, sentados cómodamente en la mesa.

Últimamente he descubierto dos restaurantes, con espíritu de bar, que me han interesado.

El primero Plata Bistro, el sueño de dos hermanos de origen turolense para homenajear a su abuela, que en los años 70, del siglo pasado triunfaba con una casa de comidas en Teruel, el bar Plata, famoso por la calidad de sus callos, servidos en cazuela de barro, que yo tantas veces disfruté en la ciudad de los Amantes.

Seguro que no les defraudará hoy en el Plata Bistro, tomar este plato de callos que reivindica una cocina tradicional.

Pero además en este pequeño local ofrecen otros platillos que se inspiran en la cocina de mercado instántanea.

Y el segundo descubrimiento es Gula Bar. Ya conocía la trayectoria del Grupo Killfish, creado por tres socios, Martín, Xavi y mi amigo Nacho Nuñez.

Ellos son artifíces de otros restaurantes de éxito ( La Burguesería, Can Gula y Garden Pizza, en Sant Cugat del Vallès) y en Barcelona Santa Gula, además de la gestión gastronómica de El Siglo, en Mercantic.

Pues bien, el hermano pequeño y rebelde es Gula Bar, su última apuesta. Un local agradable que reivindica lo informal y canalla.

Tapear en Gula Bar es un deleite, buen servicio, buenas copas y una cocina que combina ingredientes itinerantes y autóctonos, con técnicas innovadoras.

Mi tapeo, sentado en una de las mesas de Gula Bar, se convirtió en toda una experiencia.

La sorprendente presentación del pan con tomate, las patatas bravas, con piel y unas salsas con un punto de picante sabroso, como a mi me gustan.

Una coca de sardinas ahumadas, que nos transporta a sabores en los que impera lo especiado.

Y llegó a la mesa el guiño al sur, el mundo de las frituras representando por unos boquerones, con toques sorprendentes.

Las croquetas, que no pueden faltar. Croquetas de bacalao con una ligera bechamel, que las convierte en golosina gustativa.

Y no se pierdan el mollete, estamos otra vez en Andalucía, un pequeño bocata de calamares, nada que ver con los bocadillos madrileños.

Y los platos fuertes, unas excelentes mollejas, una raya, entre otros. Desde luego no saldrán defraudados.

Dos nuevos bares que ustedes deben guardar inmediatamente en su agenda, dos locales para no perderse.

MF

Plata Bistro

C/ Sepúlveda, 23

Barcelona

Gula Bar

Dr. Rizal, 20

Barcelona

Anuncios
Publicado en El autor | Deja un comentario

Resurgir…

Un blog como Opípare, solo tiene sentido si su autor encuentra motivos para comunicarse con sus lectores.

Y quiero confesarles que durante unos meses mi contacto con ustedes, mis amables y queridos lectores ha vivido un silencio que solo puede entenderse por el estado de ánimo, hoy ya superado, de quien a lo largo de estos años les ha ido contando en más de 300 artículos, entrevistas y reportajes, mi idea de lo que es el arte de vivir,con una respuesta de más de 63000 visitantes de todo el mundo, por lo que les doy las gracias.

Y es que han pasado muchas cosas, entre otras, la muerte de un amigo y lector, Francisco Fariñas, persona de gran humanidad, amante del teatro y la familia, un profesor de inglés con el que compartí muchos momentos.

Francisco motivó el artículo sobre licores familiares y nos regaló la fórmula del licor de café que hacía su abuela en Galicia.

En la vida se viven altibajos, es humano y debemos aplicar remedios para no desfallecer y como dice mi médico ” no debemos sentarnos en el sofá para esperar la muerte”.

Pero bueno quiero iniciar el nuevo año alejándome de ese sillón, cómodo, confortable, para seguir contándoles cosas que nos pueden hacer un poco más felices. Pequeñas cosas, algo para huir de la rutina.

Hoy he vuelto a cocinar, algo sencillo, un plato ligero y sabroso, protagonizado por el bacalao.

Soy un amante del bacalao fresco, bacalao que se encuentra prácticamente todo el año en nuestras pescaderías, aunque espero ansioso que llegue el mes de febrero para conseguir la joya de La Corona, el Skrei que llegará a nuestras mesas pleno de sabor desde los fiordos noruegos.

El bacalao fresco es un pescado saludable y nos permite hacer platos como el que les propongo.

Pidan en su pescadería que les corten un trozo, calculando 300 gramos por persona, por lo tanto la pieza para dos personas será de 600-700 gramos.

Receta sencilla se trata de una cocción en caldo corto. Para ello deberemos disponer de una cazuela en la que depositaremos el bacalao y lo cubriremos de agua fría, una pizca de sal, unos gajos de cebolla y dos hojas de laurel.

Se pone a calentar y cuando comience a hervir calcule unos diez minutos a fuego medio.

Por otra parte prepare unas patatas sin pelar, que previamente lavaremos para quitarles la tierra.

Colocaremos estas patatas, dos por persona, en la cesta de la olla exprés, no olviden poner un fondo de agua para efectuar una cocción al vapor. Calcule que una vez que comience a silbar la olla, deberemos esperar unos 15 minutos y estarán listas.

La presentación en el plato es sencilla: la suprema del bacalao y las patatas cortadas por la mitad, un buen chorro de aceite de oliva virgen, flor de sal y pimienta recién molida.

Un auténtico manjar que pueden acompañar en perfecta armonía con un vino blanco Verdejo, de Rueda.

Les aseguro que es un plato delicioso y sano que pueden repetir frecuentemente. Ah y también es barato.

Ya ven un año nuevo, nuevas esperanzas, nuevas metas y en Opípare trataré de seguir contándoles en mis modestos artículos, lo que no debemos olvidar, estar activos y curiosos para vivir mejor.

Feliz Año Nuevo

MF

Publicado en El autor | 1 Comentario

Grand Chapitre de la Compagnie des Mousquetaires d’Armagnac en Barcelona

El pasado viernes se celebró en el Círculo Artístico de Barcelona la cena de gala del “Grand Chapitre de la Compagnie des Mousquetaires d’Armagnac” a la que asistieron un centenar de personas.

Presidido por el Secretario General de la Compagnie des Mousquetaires François Rivière durante el acto se ha entronizado a los nuevos miembros del Escadron Espagne , que ya cuenta con más de 170 personalidades de distintos ámbitos de la cultura, la gastronomía, la ciencia y la empresa.

En este Grand Chapitre han sido entronizados:

Pere Gascón Vilaplana, Doctor en Medicina, investigador internacional en Oncología.

Joan Abelló Juanpere, Doctor Internacional en Humanidades, Filólogo y Crítico de Arte.

Josep Fèlix Bentz, Gestor Cultural, Crítico de Arte. Presidente del Reial Cercle Artístic de Barcelona.

José Antonio Fernández Álvarez, Economista y Empresario.

Foro Martínez Felice, Emprendedor y Empresario. Miembro del Pleno de la Cámara de Comercio de Barcelona.

Alba Ventura, Pianista.

Más de 3000 Mosqueteros en todo el mundo

En 1951 el General Baston, antiguo general de aviación y negociante de Armagnac, fundó la Compagnie des Mousquetaires d’Armagnac. Actualmente esta Asociación cuenta con más de 3000 Mousquetaires en todo el mundo, escogidos por su talante emprendedor y su relevancia personal y profesional en diferentes sectores.

La Compagnie des Mousquetaires está encabezada por su Capitán, Aymery de Montesquiou  (descendiente directo de D’Artagnan), y su Secretario General M. François Riviere. Tiene su sede en Auch (Gers-Francia) y se organiza en torno al Estado Mayor, que agrupa a una treintena de miembros que cuidan del mantenimiento del espíritu mosquetero dentro de la Compañía. La Compagnie des Mousquetaires se organiza mundialmente a través de los Escadrons y Détachements  que la representan por Europa, Africa, Asia y América, coordinados por el Capitán Sandro Predieri, los Détachements y Escadrons dan a la Compagnie su gran dimensión internacional.

El Capitaine Lieutenant del Escadron Espagne, es Oriol Bracons, empresario.

La  Compagnie des Mousquetaires siempre tiene bien presente entre todos sus miembros el célebre lema del Mousquetaire D’Artagnan: “ Todos para uno…Uno para todos”.

Más información:mousquetairesbcn@gmail.com

Publicado en El autor | Deja un comentario

Arte y naturaleza en tierras palentinas

En la vida siempre tenemos un viaje pendiente. Ese viaje soñado y muchas veces programado que puede truncarse por muchos motivos. Viajes que se aplazan y que un día, por fín, logras realizar.

Desde hace unos años teníamos pensado viajar a la montaña palentina para descubrir sus rutas de arte y naturaleza y la razón la amistad con un prohombre de aquellas tierras, el abogado José Luis de Mier, quien inesperadamente nos dejó hace ya cuatro años en plena primavera, el mes de mayo cuando florecen los lirones.

José Luis no sólo era un gran abogado, sino también un erudito y un gran bibliófilo, además de una gran persona a la que nunca olvidaré.

Y por fín el sueño lo hemos cumplido viajando con su viuda Marisol a Santa María de Redondo, donde tienen la casa familiar y una casa rural El Casuco, que les recomiendo.

Paisaje en estado puro y en estas fechas con el atractivo de las praderas cubiertas de lirones que es como se conocen en la montaña palentina a los narcisos. Un manto amarillo sobre el verde esmeralda del valle.

Y ya asentados en tierras palentinas nuestra meta en tres apretadas jornadas fue descubrir  la historia de ciudades como Aguilar de Campoo, con su urbanismo medieval a la orilla del Pisuerga.

Palacios renacentistas, murallas medievales, iglesias, monasterios y el pantano.  Naturalmente predomina la arquitectura religiosa, con maravillas como la Colegiata de San Miguel, en la que descubrimos tres estilos bien diferenciados: románico,anterior a 1220, gótico y renacentista.

Por cierto que a finales de este mes de abril se inaugurarán en Aguilar Las Edades del Hombre, con más de 120 obras que se podrán admirar en distintas iglesias de artistas como Gregorio Fernández, El Greco, Goya, o Juan de Juni y también artistas contemporáneos como Ursi o Capel.

Y muy cerca de Aguilar, Cervera de Pisuerga, centro no sólo de la cabecera del río sino de la montaña palentina. Soportales, pequeñas tiendas que nos retrotraen a estilos de hace 500 años y por contraste Palacios  blasonados, la iglesia de Santa María del Castillo y su Parador, desde cuya terraza se puede admirar el pantano de Pisuerga a los pies del pico Almonga.

Otras ciudades interesantes son Velilla y Guardo y desde luego en este viaje lo más importante es descubrir la riqueza de la ruta románica, como Santa María la Blanca en Villalcazar de Sirga.

Santa María la Blanca es un templo transición del románico al gótico, que comenzó su edificación en la segunda mitad del siglo XII y se culminó en el último tercio del siglo XIII. El nombre medieval de este enclave fue Villasirga, nombre que se recoge en las Cantigas de Alfonso X el Sabio.

Fueron los Caballeros Templarios, que eran protectores de los peregrinos en estas tierras en el Camino De Santiago, los que construyeron con los monjes Cistercienses un templo fortaleza en loor de Santa María.

En la capilla de Santiago reposa la imagen policromada de la Virgen de las Cantigas, a la que se atribuyen 14 milagros, cantados por el Rey Sabio. El altar mayor está presidido por la Virgen Blanca. Por otra parte es impresionante en el pórtico el Pantocrátor.

Pero en esta ruta del románico palentino no debemos olvidar las iglesias de Vallespinoso de Aguilar, Perazancas de Ojeda, Santa Eufemia de Cozollos y Moarves de Ojeda, en esta localidad se encuentra la iglesia de San Pedro, seguramente la más importante del norte de Palencia.

Y en San Andrés De Arroyo, el monasterio de San Andrés, un monasterio  Cisterciense habitado por monjas de clausura que elaboran una repostería deliciosa.

Pero hay mucho más que un viajero avezado descubrirá en estas tierras, muchas veces tan olvidadas. Pero en este corto recorrido por la montaña palentina una visita obligada es descubrir la Villa Romana de la Olmeda, Bien de Interés Cultural desde 1996.

Esta villa fue descubierta el 5de julio de 1968, cuando el agricultor don Javier Cortés al realizar trabajos en sus tierras de cultivo descubrió esta maravillosa villa romana.

El señor Cortés la donó a la Diputación de Palencia, quien se hizo cargo construyendo un edificio funcional el año 1984. Los orígenes de esta villa se remontan a finales del siglo I, o principios del II, en época de Flavia.

La vivienda principal de cerca de 3000 metros cuadrados es de forma cuadrada, con un jardín central rodeado de galerías. Les impresionarán sus mosaicos, sobre todo en el Oecus, donde se hayan los mosaicos figurados más importantes. Pero lo mejor es que ustedes descubran la belleza de la Olmeda.

Pero no sólo de visitas culturales vive el peregrino, en este caso el viajero. La gastronomía de la zona es realmente interesante, comenzando por el exquisito pan castellano y un mundo fascinante de quesos y chacinas y un lechazo único.

Como ejemplo en Carrión de los Condes se encuentra el Monasterio de San Zoilo, centro geográfico del Camino de Santiago.

Un monasterio impulsado por los monjes Benedictinos de la Reforma Cluniacense. Un monasterio que fue y sigue siendo refugio de los peregrinos, con unas magnifícas instalaciones hoteleras.

Hoy este hotel Real Monasterio ofrece no solo confort a los viajeros en su entorno milenario, también ofrece una gastronomía de calidad en sus restaurantes. Yo pude apreciarlo  en Las Vigas, donde reina la auténtica cocina castellana.

Es reconfortante al pasear por sus instalaciones escuchar el canto gregoriano, que nos transmite paz y sosiego, algo de lo que estamos tan necesitados.

Pero este viaje por tierras palentinas nos hace fácil descubrir otras tierras colindantes. León, Cantabria, Asturias. Sin ir más  lejos en tierras cántabras Potes, en El Valle de Liébana.

Potes es una ciudad fluvial, una ciudad de puentes, de antiguos molinos. Y en Potes mi recomendación es que disfruten en Casa Cayo un sabroso cocido liebaniego.

Como ven merece la pena que nos animemos a descubrir tierras como las palentinas, con tanto sabor y tanta historia.
MF

Publicado en El autor | Deja un comentario

Secret de Levante, la auténtica paella valenciana en su casa

Si ustedes son seguidores de Opípare habrán leído el reportaje que dediqué a las paellas opíparas. Y para mi el referente es el restaurante Levante, de Benisanó (Valencia).

Hace muchos años que conozco a la familia Vidal y recuerdo especialmente a don Cornelio Rafael Vidal, el patriarca de esta saga de paelleros que murió hace tres años.

Don Cornelio Rafael decía que “el trabajo es la fuente de la vida”. Y ese trabajo bien echo es el que sigue haciendo su hijo Rafael, un enamorado de su tierra empeñado en hacer de la paella un referente.

Los que hemos tenido la suerte de visitar el restaurante Levante sabemos que la paella es un rito. Fuego con leña de naranjos y verduras y carnes de pollo y conejo de la mejor calidad. La materia prima es primordial para cocinar un plato universal, la paella huertana.

Hoy la noticia es que la familia Vidal ha creado Secret Levante. Y que secreto es este, pues sencillamente que podamos disfrutar en cualquier lugar de España una paella auténtica que cocinaremos en nuestras casas de una forma limpia.

No escucharemos el crepitar del fuego, pero les aseguro que todo el aroma y por lo tanto los olores inundarán su cocina o cualquier otro lugar donde la cocinen.

El Secret les llegará a su casa y solo tendrán que seguir al pie de la letra las instrucciones que nos facilitan. Empaquetado en porispan, descubrirán al abri el paquete las bolsas que contienen la maravillosa pócima de caldo, carnes y verduras y naturalmente el arroz. Todo medido, todo explicado.

Después matemáticamente, controlando los tiempos, fuego fuerte al principio, bajo después y finalmente unos segundos de fuego a la máxima potencia logrará el sucarrat perfecto.

Les aseguro que disfrutarán de esta gran paella y harán felices a familia y amigos, siguiendo las instrucciones para conseguir que el Secret sea un éxito.

Seguro que no habrá sido fácil conseguir que no se rompa la esencia de la famosa paella del restaurante Levante. Cuatro meses de estudios y pruebas y el control del Departamento de Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Valencia lo avalan, pero ha merecido la pena.

Les invito a que descubran este Secret de Levante convencido de que no quedarán defraudados, todo lo contrario. Estándares de calidad y pasión, consiguen que no olvidemos el momento de compartir esta paella a domicilio.

Desde Opípare quiero felicitar a la familia Vidal por ese gran trabajo de investigación y amor por expandir la cultura de la paella, pero la paella de verdad, no tantas burdas imitaciones. Estoy hablando de la paella que conserva la mejor tradición de la tierra donde nació.

MF

http://www.secretdelevante.com

Tlfno. 962780721

Publicado en El autor | Deja un comentario

La cerdo experiencia en El Burgo de Osma

Todavía recuerdo aquellas primeras jornadas de la matanza del Virrey Palafox en El Burgo de Osma (Soria). En los años noventa esta gran fiesta la cerdo experiencia me permitió descubrir la gran ciudad soriana.

Desde un punto de vista turístico los atractivos del Burgo de Osma llenan todas las expectativas del viajero. Su catedral de la Asunción, dos catedrales en una: románico y gótico, el Palacio Episcopal, la Muralla, el Castillo de Osma, sus soportales y casas medievales.

Una belleza donde la familia Martínez Soto, cada año, los fines de semana desde el 20 de enero al 15 de abril, ofrece una fiesta gastronómica declarada de Interés Turístico.

Pero les hablaba del pasado y quiero hacer mención al día de la familia que sigue celebrándose, y recuerdo especialmente aquellos días en que coincidí con grandes personalidades de la gastronomía española.

Recuerdos para aquellos que ya nos han dejado como Currito, el legendario cocinero vasco, Víctor Merino, de una gran familia hostelera que desde su Molino de Fuente De, se instaló en Madrid donde  puso en marcha Cabo Mayor, Eugenio, que con su inseparable Seri, hacía del oficio de asador un arte en El Mesón De la Villa de Aranda de Duero, José Antonio Garrote, que tras sus pasos como pastor creó un restaurante de referencia en Valladolid La Fragua y Miguel García, el señor de La Trainera, la gran marisquería de la calle Lagasca de Madrid. Para todos ellos nuestro mejor recuerdo. El recuerdo de los paseos bajo los soportales y los desayunos de cuchillo y tenedor en San Esteban de Gormaz, rodeados de historia, una historia que ha quedado anclada en los tiempos de la Reconquista.

También recuerdo a don Tomás Leal Duque, canónigo en aquella época de la catedral y que el pasado día 24 de  febrero ha cumplido 102 años en plenitud de facultades. Que momentos tan entrañables en su bodega con tertulias inolvidables!

Pero volvamos al presente, todavía nos quedan algunos fines de semana para vivir la experiencia del menú del sábado, una fiesta gastronómica que hace que más de 600 personas disfruten a lo grande de un festín en el que el cerdo es el único protagonista.

Jamón, lomo ibérico, chorizo frito de la matanza, los torreznos del alma, costillas en aceite, morcilla de arroz, o la ensalada de oreja y endivias.

Y tras los entrantes, el caldo de parturienta o las alubias del Burgo. Todo para llegar al cochinillo asado, el lacón a la gallega, las costillas asadas a la miel y el lomo escabechado. Para culminar con los postres, que tampoco defraudan, los dulces tradicionales, helados, postre de manzana.

Todo un menú de 22 platos regado con buenos caldos de la Ribera del Duero, Rioja y cava catalán de Juvè Camps, para brindar .

Y, como es una fiesta, la presencia de los gaiteros hace que la animación suba en el marco incomparable del Palacio de los Diezmos, un fastuoso comedor de piedra y madera de 1000 metros cuadrados.

Todavía están a tiempo de vivir esta experiencia única que los domingos ofrece un menú matancero en la Cafetería Doña Remedios y descubrir la cocina del restaurante Virrey Palafox a cuyo frente se encuentra un gran profesional, César hijo de Gil Martínez Soto, alma de estas jornadas, de este acontecimiento único.

Un rito que se repite desde hace 44 años y que descubre que la matanza sigue siendo la gran despensa de muchas familias en España.

No se pierdan El Burgo de Osma y sus alrededores, el Cañón de Río Lobo, la ermita templaria de San Bartolomé y la laguna Negra, el paisaje glacial que conquistó a Antonio Machado.
MF

Publicado en El autor | Deja un comentario

Casa Gerardo, tradición y modernidad

Desde hace muchos años soy un fan de Casa Gerardo en Prendes, localidad muy próxima a Gijón. Concretamente en la carretera AS-19 kilómetro 9.

Antes de conocer el mitíco restaurante asturiano conocí a Pedro Morán, cuarta generación de la afamada casa. Y lo conocí en muchos encuentros gastronómicos por España.

Encuentros de restaurantes con estrella Michelín, de la Buena Mesa y Restaurantes  Centenarios. Y tras aquellos encuentros un día hace ya algunos años me planté en la casa centenaria, más de 135 años de historia y en aquella antigua casa de postas descubrí la gran cocina asturiana, esa cocina que trasciende más allá de la fabada y el arroz con leche.

Y hace muy pocos días en un viaje, diría que sentimental, por esa Asturias que está en mis genes por parte materna he vuelto a sentarme en una de las mesas de este grandioso restaurante.

En esta ocasión no estaba su hijo Marcos, quinta generación y uno de los cocineros de mayor proyección, no sólo en España, sino también en Londres y Bruselascon sus Hispania. De Marcos Morán se habla mucho hoy y se hablará más en el futuro.

Pero volvamos a la casa familiar, donde el producto es rey y la profesionalidad en cocina y en sala marca el camino del seguramente mejor restaurante del Principado.

Pedro y su esposa te reciben, como solo los grandes de la restauración saben hacerlo. Por eso uno se siente reconfortado y feliz.

Pero vayamos a la experiencia de esta visita en la que pude disfrutar de un menú contemporáneo en el que no faltaron los guiños de la histórica cocina asturiana.

Para comenzar un mosaico de bocados que te predisponen a un verdadero festín: bocadillo crujiente de quesos asturianos año 2000, porque todos los platos tienen referencia del año de su creación.Croqueta de compango (1996), que maravilla de sabores y cochinillo, castaña y mole (2018). Es decir creaciones que han marcado el camino creativo de la familia Morán. Del cochinillo que les voy a decir, sublime.

Capítulo aparte merece el pan, el pan de esta casa es un auténtico manjar. Solo para degustar este pan merece la pena la visita.

Y entramos en el festival del menú con una ostra francesa con pepino, un plato recién incorporado a la carta de sabor exquisito.

Impresiona el color y sobre todo el sabor de unas yemas de oricio (erizos de mar), aceitunas y Bimi, una versión del brócoli.

También de este año angulas, huevo (a baja temperatura) y trufa, una delicadeza de un retrogusto palatal inolvidable.

Y algo sorprendente la jibarización de un cogollo de Tudela a la crema, creación del año 2016. Un sabor sorprendente que además tiene la virtud de refrescar nuestro paladar.

El Cantábrico con toda su fuerza y sabor llegó a la mesa con un salmonete y puerro, donde el frescor y la textura del pescado no se altera por la ligera cocción que mantiene las virtudes de tan sabroso pez. Este plato es del año 2016.

Y el apoteosis la fabada de Prendes. Seguramente la mejor fabada que uno puede disfrutar. Unas fabes desgrasadas y con el detalle de haber sido congeladas en verde. Fabes enteras, suaves, pura mantequilla. Un placer en la boca al que acompaña un rico compango.

En el capítulo de los postres: Balsámico, aromático, especiado. Un prepostre del 2018. Efectivamente todo un bálsamo llegados a este punto.

Y otro prepostre muy interesante creado este año es la trilogía de Avellana, chocolate y tonka.

Y el broche final, la Crema de arroz con leche quemada. Aquí la tradición, la historia de Casa Gerardo, queda patente con esta creación que bebe en lo mejor de la gran cocina asturiana. Una delicia, algo único.

Naturalmente un menú como este lo armonizamos con un champagne Pol Roger,  un Rías Baixas Pazo Baión, 2016 y un Canta Muda, parcela 64 (2014) Ribera del Duero.

He vuelto a Asturias, una tierra muy querida y una vez más he podido disfrutar de la gran cocina de Casa Gerardo y sobre todo compartir unas horas con un buen amigo Pedro Morán, un señor de la cocina, un señor en todos los sentidos.
MF

http://www.restaurantecasagerardo.es

Publicado en El autor | Deja un comentario